Paula Badosa entrenando

Paula Badosa, la segunda mejor tenista del mundo

El tenis español atraviesa un momento dulce, con varios nombres despuntado entre los mejores del panorama internacional y aspirando a conquistar los torneos más relevantes. Uno de ellos es, sin duda, el de la tenista Paula Badosa, a quien sus buenas prestaciones y su progresión han llevado a alcanzar el número 2 del mundo tras jugar las semifinales en Stuttgart. 

Situada en el ránking únicamente por debajo de la polaca Iga Swiatek, una lesión de esta última le ha permitido a la tenista española además convertirse en la rival a batir en el Mutua Madrid Open 2022. De esta manera tratará de defender su prestigiosa posición en el país que siente como suyo pese a que vino al mundo en Nueva York. 

Las circunstancias familiares propiciaron que Badosa viera la luz por primera vez al otro lado del Atlántico, pero con el tiempo retornó a Barcelona para comenzar su trayectoria en un deporte donde sigue dando pasos hacia adelante con solo 24 años. Para todos aquellos que la han visto jugar desde muy joven sus registros actuales pueden no sorprender, aunque detrás hay mucho trabajo para dar continuidad a todo aquello que apuntaba ya tiempo atrás. 

 

EL PROGRESO SOSTENIDO DE PAULA BADOSA

Porque su talento no es algo nuevo. De hecho hubo un momento, en el año 2015, cuando dejó de pasar desapercibido. Su victoria en Roland Garros junior tras imponerse en la final a la rusa Anna Kalínskaya hizo que recayeran sobre ella todos los focos y se precipitaran los adjetivos superaltivos. Lidiar con todo aquello en el aspecto emocional, le llevó un tiempo. 

Paula necesitó caminar con pies de plomo, combatir no solo con sus rivales sino también con la ansiedad. Batallas de las que poco a poco fue saliendo airosa para ir progresando en un mundo muy competitivo donde nadie regala absolutamente nada. Un caminar firme pero sostenido que tuvo una de sus paradas más especiales precisamente en la capital de España el pasado año, cuando disputó las semifinales del torneo. 

En aquella ocasión cayó ante la australiana Ashleigh Barty, número 1 del mundo que recientemente ha anunciado su retirada de las pistas con 25 años dejando vacante un trono al que aspiran varias jugadoras. Es el caso de Badosa, que en este 2022 ya ha disfrutado de las semifinales del prestigioso Indian Wells y ha conquistado el título en Sidney. Su excelente momento de forma la ha situado en un contexto privilegiado, con un punto de madurez que le permite ver las cosas con perspectiva y la confianza de quien gana partidos y supera rondas en los torneos. El futuro es suyo. 

Ir arriba